Siguenos por E-mail

lunes, 21 de diciembre de 2015 1 comentarios

Celebrar la oscuridad





Una de las celebraciones que me resulta más encantadora es la del Solsticio de Invierno, esta finalmente se lleva a cabo en una temporada que resalta por ser familiar, y no solo hablo de la "familia sanguínea", en mi caso, por diversas situaciones mi relación con la familia de sangre se ha venido fracturando, el renacimiento de la luz que se lleva a cabo en el solsticio me ha hecho entender de que "la luz" necesita pasar de alguna manera, y en muchas ocasiones necesita fracturar, abrir grietas para llegar hasta nosotros, para muchos además es una temporada de descanso, las vacaciones colectivas, familiares y con amigos, es un tiempo en donde la prisa de lo cotidiano puede disminuirse, aunque en ocasiones es reemplazada por las prisas de las fiestas. 

La luz y su renacimiento suelen ser los puntos centrales en las celebraciones del solsticio de invierno, en realidad, la gran mayoría de los mitos y las historias utilizadas en las liturgias se refieren a la luz, dejando en un segundo plano la oscuridad, amamos demasiado la luz, a ella dejamos los cánticos de alegría y gozo mientras que hemos entendido, o mejor, hemos supuesto entender que la oscuridad viene acompañada de la melancolía y la tristeza, cuando cae el sol nos dirigimos directamente a la cama, tenemos prisa de hacerlo porque la única forma que tenemos para soportar esta otra cara es estando dormidos, incluso de esta manera, tratamos de mantener algún rezago de luz en la oscuridad, una luz de noche, una vela o el fuego de la chimenea en las habitaciones. 

El Rev. Eric Baron suele contar la curiosa historia de un par de hermanos, la niña "Luz" y el niño "Noche", Luz era querida por todos en el pueblo, sus habilidades curativas eran apreciadas por todos, sin embargo su hermano, Noche, no era tan bien recibido, la calma y el silencio que traía con él no eran tan aceptados, solo era tolerado por ser el hermano de Luz (creo que inconscientemente en un primer momento todos toleramos la oscuridad porque entendemos que sin esta, la "Luz" simplemente no podría acompañarnos), en una ocasión, los aldeanos ante su amor a la Luz le pidieron a la niña que detuviera el Sol en el centro del cielo, pese a su renuencia, esta finalmente acepto, por un tiempo todos en el pueblo se sentían a gusto, al menos eso creían, ahora sin la noche no sabían exactamente cuánto tiempo había pasado, sin embargo, comenzaron a cansarse, la luz era incesante, muchos comenzaron a temer nuevamente, temían a desear la noche, comenzaron a temer que aquello en que creían ya no era cierto, no amaban ilimitadamente la luz, y tampoco temían pavorosamente la oscuridad, los aldeanos entonces decidieron pedirle a "Luz" que hiciera mover al Sol, sin embargo su magia ya no funcionaba, se había detenido junto a este, no tuvieron otra alternativa que pedirle a "Noche" que hiciera mover al Sol, solo basto un pedido de este para que el Sol se pusiera y todo quedara en tinieblas, ninguno de los aldeanos había encendido ni una sola vela para iluminarse, por primera vez todo quedo a oscuras, correr hasta sus casas no era una opción, la noche trajo consigo un sentimiento, casi una obligación de tomar la situación con calma y de está forma, cuando alguno de ellos levanto su mirada no logro contener la sorpresa al ver el cielo estrellado, nunca se habían percatado de este. 

Muchos estamos acostumbrados a venerar la presencia de la luz este día, celebramos su renacimiento aunque realmente celebramos la costumbre de la luz, estamos acostumbrados a tener la presencia de la luz solo en ciertos aspectos de nuestra vida, y huimos de aquellos en donde la oscuridad reina, el acto de dejar las luces de las velas encendidas toda la noche hasta la mañana siguiente es un acto que nos recuerda que la luz puede pasar a través de cualquier cosa, pero que de nada sirve que la luz aparezca y renazca si no nos tomamos el tiempo para entender bajo la calma que trae la oscuridad en qué lugares pretende renacer la luz, en dónde podemos encontrarla y qué hacer para aprovechar su presencia, somos como los campesinos, huimos de la oscuridad, cuando es allí en donde puede encontrarse, de donde puede surgir la mayor cantidad de luz, celebrar la oscuridad es al mismo tiempo u acto que celebra la luz y viceversa. 


sábado, 19 de septiembre de 2015 0 comentarios

Cuatro "no" para un activista



Dentro del activismo ambiental es fácil desalentarse, hay especialmente cuatro asuntos relacionados con mitos comunes que pueden lograr este efecto, con el fin de no caer en una situación de baja moral por ellos la persona interesada en el activismo debe ser consciente de cuales son los argumentos que refutan cada uno de estos mitos.


  1. No tenemos todas las respuestas, no hay que saberlo todo, solo hay que preguntárselo todo.

    No tenemos la respuesta a todas las preguntas, con el tiempo he podido entender que en los asuntos relacionados con el medio ambiente, su cambio y deterioro, ninguna solución será "la solución", esto se debe a que los problemas medioambientales son situaciones complejas, que requieren de un trabajo en muchos niveles, un ejemplo de esto es el cambio climático, cuando se proponen soluciones como la adopción de medidas para hacerle frente inevitablemente vamos a enfrentarnos con personas que tendrán ideas negativas en cuanto a ello, personas que prefieren mantenerse en la desesperanza y se resignan el fracaso, nosotros preferimos trabajar contra los pronósticos desalentadores, que contra la idea de un mundo mejor. El activismo ambiental necesita de muchas personas que trabajen en muchos niveles diferentes, un trabajo que no tiene un resultado inmediato, sino que es necesario realizar el trabajo por un periodo prolongado de tiempo, nuestro trabajo en relación a esto puede parecer pequeño, pero es parte de un esfuerzo mucho más grande, los problemas ambientales son más grandes que cualquiera de nosotros por separado, al igual que la solución, pero nuestro trabajo en conjunto puede alcanzarla, no tenemos todas las respuestas, y esto no deslegitima nuestro trabajo, pero si sabemos que debemos continuar, sabemos que hacemos lo correcto, que hacemos lo que podemos y que si tu lo hicieras estaríamos más cerca de una solución global, y es por eso que instamos a más personas a unirse a ser parte de la solución.
  2. No tenemos que hacerlo todo.

    Una premisa en cuanto a este asunto es comprender que así como una sola persona no causo todos los problemas ambientales, de ese mismo modo una sola persona no podrá solucionarlos, el activismo, especialmente el ambiental, requiere de un trabajo grupal, que parte de un sentimiento de interconexión, y esto es importante también en el sentido de que es gracias a la idea de lo individual que estamos en problemas con el mundo, la acción individual es importante, pero es la acción colectiva la que podrá cambiar las cosas en el mundo, así que este es un buen punto también para preguntarse ¿cómo puedo convertir la acción individual en una colectiva?
  3. No hay que ser perfecto.

    No hay una forma más correcta que otra de llevar su activismo, es necesario tomar el asunto con calma ya que al momento en que entramos en contacto con el movimiento ecológico comenzamos a ver que hay miles de formas en las que podemos cambiar nuestras vidas para ser más responsables, y esto puede llegar a abrumarnos, muchos pensaran que eres un tanto hipócrita porque no sigues su estilo de vida, van a tratar de hacerte sentir mal, y no hay por que, hacemos lo que podemos de la mejor manera y al ritmo que podemos.

    No hay elecciones perfectas o libres de consecuencias, lo mejor que podemos llegar a hacer es tratar de educarnos para entender las consecuencias de todo lo que hacemos para así tomar las decisiones más responsables.
  4. No debes probarle nada a nadie. 

    No importa en qué momento de tu vida llegaste al activismo ecológico, no se llega tarde, así que no hay por qué sentirse avergonzado, o hay que probarle nada a nadie, ni pedirle disculpas a nadie, la clave es concentrarnos en nuestro trabajo, siempre hay algo por hacer, y nunca vamos a complacer a todo el mundo, no es necesario recibir la aprobación de nadie para que nuestra palabra este legitimada, poder hablar libremente es otra forma de activismo, hablar es una forma de cambiar la narrativa dominante. 

     
sábado, 25 de julio de 2015 0 comentarios

No soy cristiano





Esto no es una novedad para muchos de mis cercanos, sin embargo el hecho de no ser cristiano no me remite a ser ateo, o en su defecto agnóstico, el cristianismo no es el único camino/búsqueda espiritual que una persona puede encontrar, el mundo de las religiones es diverso, y los intereses espirituales de una persona se pueden ver satisfechos por alguna opción religiosa (o varias en muchas oportunidades), gran parte de mi apatía al cristianismo resulta de mi experiencia personal dentro de la religión y de mi posterior acceso a ciertos ensayos como el de Bertrand Russell que a pesar de compartir muchos de sus puntos no me considero una persona atea, no podría ser así, mi camino me ha llevado a ser un ministro de Universal Life Church y emprender un camino sacerdotal dentro del paganismo, pese a ello si retomare muchos puntos del ensayo de Russell para argumentar mi poca cercanía al cristianismo, más allá de tener buenos amigos que siguen esta fe, y pasar una o dos tardes a la semana con ellos hablando de teología, estudios comparativos y diálogo interreligioso.

El contenido moral que reviste la estructura de los cristianos no es una condición de existencia para el sostén del mundo, por más que muchos sostengan que sin la moral cristiana el mundo estaría perdido tendremos que admitir que la moral no es propiedad del cristianismo y es por ello que el no ser cristianos no nos deja bajos como diría José Ortega y Gasset de moral, todos los seres humanos somos morales, esto es inevitable, tenemos una estructura ética, todos tenemos un carácter, vale la pena recordar en este punto que la palabra ética proviene del griego “êthos”, que quiere decir justamente carácter, y todos lo tenemos y lo vamos formando a través de la toma de decisiones trascendentes de forma continua que generan una predisposición a elegir de una forma y no de otra, aquella persona que toma decisiones imprudentes se generara entonces una disposición a seguir tomando decisiones imprudentes, mientras que aquella que toma decisiones más bien justas, pues lograra generarse una disposición a seguir yendo por ese camino, y es que como lo manifestaba Aristóteles, hay que ser como un arquero, que se entrena día a día para acertar en el blanco, el blanco de la virtud (Arete), el que es excelente en virtudes como la justicia, o la prudencia, será finalmente justo o prudente, y eso por ello que hay una gran importancia en procurar tener esas predisposiciones, porque eso determinara nuestro carácter, nuestra ética/moral.

Muchas personas, especialmente aquellas simpatizantes con el movimiento del nuevo ateísmo nos dirán que nadie puede corroborar la existencia de un dios de forma científica, probablemente es cierto, y aquí le daría la razón a la lógica científica, sin embargo esta no es aplicable siempre a la espiritualidad, al menos no al paganismo, nuestras ideas de los dioses son poemagógicas, un término cuya acuñación pertenece a Anton Ehrenzweig en “The Hidden Order of the Art”, para describir la función especial de algo de inducir y simbolizar la creatividad del ego, las experiencias y por tanto la “existencia” de un dios, dioses o diosas no proviene del exterior, esto debe ser escuchado desde adentro, siempre es bueno recordar la carga de la Diosa al decir “aquello que no encuentres dentro, no podrás hallarlo fuera”, las experiencias espirituales personales son la prueba para muchos de nosotros de que hay más mundos que el físico, realidades que la ciencia aún no alcanza a dimensionar, y quizás como lo diría Arthur C. Clarke en su tercera ley relacionada con el avance científico publicada en su ensayo “Peligros de la profecía: la falta de imaginación” que se encuentra en su obra de 1962 “Perfiles del futuro”, “Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”, la ciencia, creo a diferencia de los seguidores del ateísmo, no puede deificarse, no puede o más bien, creo que no debería estar por sobre todo, más aún cuando esta debe dejarse de entender como un conjunto de verdades totalmente comprobables y objetivas fruto de la investigación empírica que viene de los textos guías, podemos seguir acá el pensamiento de Popper al pensar que las teorías científicas son solo grandes hipótesis validas, hasta que haya suficientes razones para empezar a desconfiar de ellas l punto de desecharlas.

Pese a que Jesús es una figura que me resulta históricamente fascinante, también me parece muy problemático, no solo en cuanto a su veracidad histórica, sino en cuanto a la forma en la que los evangelios y la iglesia como institución lo ha querido mostrar a los creyentes, más aún cuando se accede a la literatura gnóstica especialmente a los evangelios apócrifos, aunque justamente esas situaciones problemáticas hacen personalmente que mi interés por él se despierte, sin embargo nunca he sentido que él haya tocado mi vida con su amor, prefiero pensar en su humanidad, la historia de la higuera que se cuenta en el nuevo testamento hacen de Jesús una figura más cercana, con problemas de actitud, e incluso de ira, cuando este la maldice.

Un punto que siempre me ha generado conflicto es el hecho de que la mayoría de los ateos identifiquen de una forma automática a Dios con la figura de Dios de las religiones abrahámanicas que se convierte en un blanco perfecto para atinar con todas las cuestiones morales y practicas con las que no están de acuerdo, y claro, hay muchas de esas cuestiones que comparto (cuestiones en relación a la política el menosprecio a la mujer, el cuerpo, el sexo y muchas otras), sin embargo tengo que decir que el Dios del cristianismo no es mi Dios, y mis Dioses no tienen por qué revolverse con todos esos asuntos problemáticos que sacan a relucir los ateos, cuando en muchas ocasiones estos son la antítesis de dichas situaciones.

Pese a lo que muchos otros paganos piensan, no seremos menos paganos (como si en realidad hubiese una clasificación del ranking pagano) por decir que me he interesado por esta religión, me gustan algunas de sus metáforas en cuanto a la justicia social (solo algunas eh!), pero esas historias no corresponden a mi historia espiritual, “El Señor” no es mi Señor, y en definitiva no es mi pastor, mi carácter espiritual no soporta ser la oveja de nadie, y las experiencias espirituales que me han hecho una persona más fuerte espiritualmente y más convencido de sus creencias no han estado nunca en la iglesia, mis grandes momentos espirituales han ocurrido en soledad, en el campo, un bosque o en el agua, ambientes más naturales, la naturaleza es mi iglesia, y es allí donde habitan mis dioses, pero si soy el tipo de persona que respeta a todas las tradiciones espirituales, y que ama a las personas más allá de su religión, porque hay algo más sublime que nos une, y es el hecho de compartir una humanidad.

Me siento feliz de no ser cristiano, y también me siento feliz de mi proceso para dejar de lado todas las etiquetas que eso conllevaba, amo a las personas, sean cristianas o no, aunque aún me duele ver algunas personas que defienden algunos actos que a mi parecer son atroces, que distorsionan una tradición que si aceptara el cambio que conlleva todo camino espiritual y el dejar del lado el “poder sobre” podría ser muy bella. 
sábado, 20 de junio de 2015 0 comentarios

La depresión en un enfoque pagano



La depresión es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un trastorno mental que suele ser frecuente y que se presenta en todo el mundo afectando a más de 350 millones de personas, siendo la depresión la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de manera determinante a la tasa de morbilidad mundial. Cuando la depresión se convierte en un trastorno de larga duración cuya intensidad va de media a grave se convierte en un serio problema ya que puede afectar las actividades cotidianas y causar graves sufrimientos, siendo el peor escenario el del suicidio siendo este la causa de 1 millón de muertes al año. La depresión suele clasificarse dentro de tres tipos dependiendo de los síntomas (su intensidad y su numero), esto es como una depresión leve, moderada o grave, y se debe establecer además si el episodio depresivo se presenta en una persona con antecedentes de episodios maníacos. 

El trastorno suele ser el resultado de una serie de factores y circunstancia exógenas como factores sociales y psicológicos y algunos factores endógenos tales como los biológicos y bioquímicos, le depresión pese a ser un trastorno mental se relaciona con la salud física de la persona, así por ejemplo la persona que sufre de depresión puede sufrir de problemas cardiovasculares, y así mismo la persona con dificultades cardiovasculares puede llegar a sufrir con más facilidad de depresión. 

Al igual que todas las personas, los paganos pueden llegar a padecer este trastorno, y al igual que sucede con los demás, las opciones terapéuticas como el apoyo psicosocial puede ser muy útil para tratarla, sin embargo el contexto tanto ideológico como cultural que provienen de nuestras creencias y prácticas logran que podamos dar un giro de 180° respecto al entendimiento del trastorno y sobre como puede tratarse, esto debido posiblemente al enfoque holístico que tenemos de la realidad, por lo cual nuestra espiritualidad puede aprovecharse como parte del trabajo curativo, asimilando el trastorno con un viaje subterráneo, un viaje al centro de la tierra en donde la persona que lo padece debe hacer enfrentamientos, enfrentamientos con la verdad, por difícil que esta sea.  

Como se dijo antes la depresión puede provenir de situaciones endógenas, tales como un desequilibrio de índole bioquímico, es por ello que en muchas ocasiones se recurre al tratamiento por medio de medicamentos, sin embargo nosotros podemos encontrar en las hierbas y en su aplicación fitoterapeutica una alternativa efectiva a estos, ya que muchas tienen propiedades especiales para mejorar y subir los estados anímicos y si bien es evidente que para acceder a un correcto uso de ellas será necesario acudir a un profesional, no estará mal dejar algunas recomendaciones que se pueden tener en cuenta al momento de tratar una depresión leve, y en los casos de la depresión moderada o grave este tipo de hierbas ayudaran a que de una manera paulatina se reemplacen los fármacos antidepresivos que suelen tener repercusiones y efectos secundarios relacionados con los problemas gástricos, la hipertensión arterial, el aumento de peso, etc ... 


  • Hipérico: Esta planta tiene propiedades tranquilizantes y antidepresivas, y suele usarse también en casos de ansiedad, miedos nocturnos, y claro, depresión, es recomendable usarse en los casos leves porque no debe usarse combinado con los medicamentos antidepresivos comerciales, no debe consumirse tampoco si la persona se encuentra en embarazo o si consume o lleva tratamiento con plantas que contengan Tiramina.

    El Hipérico suele usarse en forma de infusión, de 5 a 7 gramos por taza de agua, consumiéndose tres veces al día, si se realiza una Tintura con el Hipérico se deben utilizar diez gotas de esta también tres veces al día, siendo una planta con un efecto a largo plazo se suelen ver resultados desde la segunda o tercera semana de tratamiento.
  • Pasiflora: Es utilizada con efectividad para tratar la ansiedad, el estrés y trastornos como el de la depresión por sus efectos calmantes, tres cucharadas de la planta en un litro de agua para realizar una infusión que deberá beberse tres veces al día suele ser muy útil, si por el contrario se desea preparar una tintura se consumirá una dosis de 25 gotas al día.
  • Ginseng: Es considerado un adaptógeno anti estrés que tiene un efecto de tónico en el sistema nervioso, debe utilizarse con precaución porque puede generar taquicardia o insomnio así que si se observan estos síntomas se deberá parar de inmediato su consumo y no debe utilizarse tampoco por largos periodos de tiempo ya que puede causar en casos extremos hipertensión arterial o rebotes de nerviosismo.

    Para usarlo se deberá realizar una decocción de 1 gramo de la raíz por taza de agua, y consumirse en la mañana. 
Para la mayoría de paganos los elementos juegan un papel fundamental, conocerlos y entenderlos hacen parte de los pilares fundamentales de muchos caminos espirituales centrados en la tierra, los elementos a los que se hace referencia no son propiamente aquellos de la tabla periódica, sino a los atributos básicos de las fuerzas naturales, es decir, la tierra, el aire, el fuego y el agua, estos tienen una diversidad de dimensiones desde la cual enfocarlos y pueden ser muy útiles tanto en el trabajo personal con la depresión como en el campo terapéutico. 

Tierra

La tierra suele asociarse con los minerales, las rocas y piedras, la arena, las montañas, el verde suelo donde subsiste parte de la vida, pero además representa nuestro cuerpo físico, durante la depresión es muy usual que la persona sienta que no tiene la necesidad de cuidarse, de cuidar su apariencia física o su salud, además de ello los ritmos de sueño pueden verse muy alterados, por lo cual nuestro cuerpo suele sufrir bastante, todas estas situaciones pueden llevar a la persona a un estado de inactividad, de cansancio que le impedirá actuar de manera oportuna pudiendo llevarla a los extremos de este trastorno. 

La tierra mantiene un ciclo constante, siempre esta en movimiento, y ese es un aspecto que debemos trabajar aquí, ¿qué tan bien estoy comiendo?, ¿tengo una dieta saludable?, ¿salgo o estoy en casa todo el día?, ¿estoy realizando algún tipo de actividad física?, cuidarnos a nosotros mismos significa honrar a los dioses, amarnos a nosotros mismos es un acto de devoción a la divinidad en si misma. 

Meditación de la tierra:

Dirígete al norte, esta es la dirección del elemento tierra, el norte se considera la dirección más misteriosa de todas ya que el Sol nunca llega al hemisferio norte, el Dios como toro sagrado, uno de los Totems del norte nos trae fuerza, realiza un ejercicio de centrado y asentado, respira profundamente y siente tus huesos, la forma en que cada uno de ellos se une con los otros hasta formar tu esqueleto, un esqueleto que es solido, tienes un cuerpo que es solido y fuerte, siente tu carne y tu piel a través del sentido del tacto, siente como tu piel interactua con tu entorno, se más y más consciente de tu cuerpo, siente la gravedad y tu peso que te atraen hacia la tierra, hacia el cuerpo viviente de la Diosa. 

Imagínate estando en un prado, sobre el césped verde, con arboles alrededor, con flores y arbustos, cristales y animales corriendo a tu alrededor, fundete con ellos, fundete con todo lo que proviene de la tierra hasta fundirte con la Diosa, permanece y luego regresa poco a poco, vuelve al polvo, al abono, al barro y di: "¡Salve Belili, Madre de las montañas!" 

Aire

El aire se asocia con el viento, las brisas de verano y las grandes tempestades y huracanes, es el oxigeno que respiramos, y además se suele asimilar con el intelecto, los pensamientos, el dialogo, sobre todo el dialogo que podemos llevar a cabo con nosotros mismos para identificar qué nos llevo a la depresión o cuál fue el momento de inicio de la misma, prestar atención a nuestros pensamientos, a todos aquellos que recorren nuestra mente en un día también puede ayudarnos a establecer una tendencia, es decir, si tendemos a pensamientos negativos que pueden llevarnos en un momento determinado a estados de tristeza, desesperanza y claro, depresión. Escribe, plasma en papel tus pensamientos durante el día, abraza los pensamientos positivos, no solo en las buenas épocas, sino y mucho más en las malas, en esas en que no te sientes tan confiado con la vida puede ser un gran alivio leer cuando si te sentías así, puede ser una luz para regresar a ese camino. Ser consciente de nuestros pensamientos y concentrarnos no solo en pensamientos más positivos sino en actividades como el canto, la música o la practica con algún instrumento puede ser muy revitalizante y puede alejar aquellos pensamientos dañinos. 

Meditación del aire:

Sitúate hacia el este, esta es la dirección del aire, del amanecer, del Águila y las aves que vuelan alto, céntrate y mantente anclado, respira profundamente, se consciente de como el aire entra a tu cuerpo y como poco a poco sale de el, el universo entra a ti, es el aliento de la Diosa, tu respiración se funde con el cielo, las nubes, los vientos, las brisas, permanece, y di: "Salve, Arida, ¡Brillante Dama del Aire!"

Fuego

El calor y la luz que calidamente surge del sol, la luz de nuestros hogares, la voluntad, la voluntad suele perderse en los periodos de tiempo en los cuales se sufre de depresión, el coraje a veces se ve como algo difícil de obtener cuando se esta en un estado depresivo, mantener una practica diaria puede resultar ser muy benéfica, la acción manifestada del fuego rompe los patrones que han llevado a la persona a la depresión, la luz del fuego nos puede ayudar a ver todo el panorama completo. 

Meditación del fuego:

Sitúate hacia el sur, este es el punto cardinal del fuego, busca centrarte y aquietarte, siente como late tu corazón, cada latido es un impulso eléctrico dentro de cada nervio, siente como tu cuerpo se llena de energía, tus células transforman los alimentos en energía, la energía como la de la llama de una vela, una hoguera, el relámpago, la luz de las estrellas, la luz del Sol, siéntete luminoso, lleno de energía y calor y di: "Salve, Tana, Diosa del Fuego".

Agua

La ducha que nos damos diariamente, la lluvia, la tormenta, el río, el lago y el mar, el hielo de los polos, el agua es uno de los elementos más importantes quizás, se asocia a nuestros sentimientos, a nuestros estados anímicos, ¿realmente nos damos el tiempo para enfrentar nuestras experiencias dolorosas o solo esperamos a que surjan como un géiser?, ¿realmente que pasa dentro de mi que no quiero aceptar?, ¿expresas tus emociones adecuadamente? 

A veces ese ultimo punto mencionado suele ser aterrador, ¿expresar nuestras emociones?, conseguir el valor para hacerlo puede ser una tarea más que difícil, sin embargo en el momento en que entendemos que en el instante en que nuestros sentimientos se ven desbocados hacia los demás, hacia el sentido de ayuda de los demás, hay un apoyo en doble vía, las personas que me rodean me apoyan y yo los apoyo, el sentimiento de ayudar es la mayor motivación. 

Meditación del agua: 


Dirígete hacia el oeste, el punto cardinal del elemento agua, céntrate y aquietate, el agua es el poder de atreverse, imagina tus venas, son tus ríos, los ríos de sangre que recorren todo tu cuerpo, eres una gota primordial del océano primordial que es el útero de la gran Madre, encuentra los serenos estanques de tranquilidad en tu interior, los ríos de sentimiento, las mareas de poder. Sumérgete profundamente en el manantial de la mente interior, debajo de la conciencia. Di: “¡Salve, Tiamat, Serpiente del Abismo Acuoso!”.

Espíritu/Centro 

La practica espiritual puede ser de gran ayuda para que la persona que sufre este trastorno se ancle, llamando las realidades del otro mundo pidiendo su ayuda en estos momentos, cuando se esta realmente dispuesto las señales llegan de una manera u otra, solo hay que estar atento, además la practica de rituales curativos y de destierro de las energías y sentimientos negativos pueden ser muy útiles, cuando se esta deprimido puede ser difícil llegar a los Dioses, pero una practica constante nos dará la seguridad de que ellos están ahí, siempre, incluso en estos momentos. 

Meditación del espíritu/centro:

Ánclate y céntrate, piensa en la divinidad, concéntrate en lo que crees, puedes susurrar suavemente una y otra vez: “Ella cambia cada cosa que toca y cada cosa que Ella toca, cambia”. Eres una persona en constante cambio, siente los constantes procesos de cambio dentro de ti mismo, en tu cuerpo, tus ideas y emociones, tu trabajo y relaciones. Dentro de cada piedra inmóvil, los átomos están en constante fluir. Siente los cambios en todo lo que te rodea, los cambios que has hecho y los que quedan por hacer. Incluso el acabar la meditación es parte del proceso de cambio que es la vida. Di: “¡Salve, Kore, cuyo nombre no puede pronunciarse, la cámbialo todo!”


sábado, 28 de marzo de 2015 0 comentarios

Un terreno común



En su sentido más básico los diálogos inter-religiosos se fundamentan en la búsqueda de un punto en donde las religiones puedan cruzarse y converger, sin embargo el campo de lo interreligioso ha sido tradicionalmente considerado como un terreno para las tres "grandes religiones del mundo", sin embargo, estás ya no son tan grandes, cuando nos preguntamos ¿cuales son las religiones más prominentes en la actualidad? probablemente pensaremos en las tres clásicas, el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam, sin embargo en términos de población la realidad es muy diferente según "The global religious landscape" brindado por el "Pew Research Center" en el año 2010 de las tres "grandes religiones" solo dos tienen un porcentaje población considerable, esto es, el Cristianismo con un 31,5% y el Islam con el 23,2 %, dejando a un lado el Judaísmo, habiendo un 16,3% para las personas que no están afiliadas a ningún camino religioso, un 15,0% para el Hinduismo y por ultimo un 7,1% para el Budismo, según esto no es realmente tan sorprendente que los espacios de dialogo inter-religioso estén dominados por las opciones religiosas monoteístas, sin embargo este hecho no hace a este tipo de espacios algo menos valioso, ya que inclusive solo dentro de estos movimiento hay una gran cantidad de ramificaciones, que de seguro harían de un dialogo algo más que ameno y fructífero. 

Las conversaciones que se generan en búsqueda de un terreno común entre diversas religiones o entre las diversas ramificaciones de una religión ayudan a reducir la hostilidad entre ellos, este hecho esta basado en la denominada "hipótesis de contacto" la cual sostiene que en condiciones apropiadas el contacto interpersonal se convierte en la manera más efectiva de reducir los perjuicios entre las personas y los grupos, reduciéndose de esta manera la discriminación, ayudando al entendimiento de que la diversidad es buena, demostrándonos que tal como sentenciaba Pessoa hay que "ser plural como el universo".

Los movimientos paganos pueden beneficiarse mucho de este tipo de espacios, aún por ejemplo en Colombia la mayoría de las personas no saben que existimos, y los que creen conocernos, tienen grandes confusiones con algunos términos como "pagano", "paganismo", "brujo", etc... y ni hablar de las confusas ideas que se tienen acerca de nuestras prácticas, sin embargo la intervención de un pagano en un espacio de dialogo multicultural e interreligioso tiene sus propias problemáticas, una de ellas se refiere a la dificultad que presenta el "hablar por" una comunidad tan diversa como lo es la comunidad pagana, y es por esto que hay una gran necesidad de que más personas hablen, que hagan saber sus opiniones, las enseñanzas que les ha dejado su experiencia y su práctica, además el interés por este tipo de espacios por parte de los paganos actuales permite dar un aire fresco y novedoso, y es justamente esa novedad la que permite crear momentos únicos de enseñanza y enriquecimiento de los espacios.   

El dialogo interreligioso brinda seguridad, la creación de puentes hace que el mundo a nuestro alrededor sea cada vez más seguro, gracias a que la comprensión es la mejor defensa que tenemos en contra de la violencia, y esta defensa necesita fortalecerse cada día, aún queda mucho trabajo por hacer, no solo para brindar información y educación a los no-paganos, sino así mismo a los paganos sobre las demás religiones, los comentarios despectivos lastimosamente van en doble vía, es por ello que la enseñanza también debe darse en doble vía, la educación puede y debe vencer el miedo y la ignorancia que fundan los comentarios nocivos, generando así real comprensión, el mutuo entendimiento es totalmente necesario para la libertad de cultos y de pensamiento, y de esta forma llegar a la verdadera esencia del trabajo interconfesional, esto es, el bienestar de las comunidades, el buen vivir, la justicia social proveniente de estos espacios es para todos, no solo para una u otra religión.








jueves, 5 de marzo de 2015 0 comentarios

Meditación, más allá del escapismo



Como muchas personas llegue a la meditación en busca de una salida al agitado y estresante ritmo de la vida, además de como una herramienta que me permitiera salir de la noche obscura del alma, por medio del trabajo constante y en etapas sucesivas se llega de a poco a la tranquilidad, la comprensión y la purificación espontánea de los estados negativos, la meditación en definitiva es una práctica espiritual que proporciona una curación constante, creo profundamente que ha sido una práctica más útil que muchas otras terapias y tratamiento alopatas, aunque no creo que sea la cura para todo. 

Sin embargo la meditación tiene una situación problemática, y es que plantea una trampa egocéntrica, y es que puede llegar a convertirse en una ruta de escapismo y egoísmo espiritual, cuando en realidad la meditación nos invita también a ayudar a los demás, a ser más activos, no basta con trabajar solo en nuestras mentes y pensar que el mundo no necesita de nuestro trabajo, la meditación no puede convertirse en una excusa para la inacción, el mundo necesita de acción para cambiar, el trabajo en uno mismo es importante en la medida en que permite tener una mente clara y unos objetivos claros a la hora de trabajar por los demás, la meditación nos permite llegar a una acción correcta, pero esta solo es una parte, la homofobia, el machismo, la intolerancia y los demás males del mundo no van a parar de un momento a otro solo porque decidiste ir a un retiro espiritual. 

La meditación no puede seguir siendo reconocida como esa práctica en la cual una persona se retira del mundo, y va a una gran montaña a contemplar la vacuidad, la vida debe ser entonces una constante meditación, y el correcto accionar que trae consigo la meditación encuentra su perfecta manifestación en ayudar a los demás, si nuestras mentes permanecen claras y limpias vamos a saber cómo actuar ante las injusticias, y vamos a tener la correcta voz para hablar en pro de la paz.

En realidad creo que no es la meditación la que puede cambiar al mundo, ya que por más que tengas una mente clara, puedes ser victima de una injusticia, sin embargo son las personas que meditan, que tienen una mente clara y organizada las que pueden sistemáticamente generar un cambio, la meditación nos da la consciencia, la fuerza y la claridad para enfrentarnos a los problemas del mundo, podemos usar nuestras mentes, nuestros cuerpos y nuestras voces para ayudar a terminar el sufrimiento del mundo, solo haz algo, algo más que sentarte en un cojín, habla, apoya, protesta, enseña, escribe, comparte, entiende que la meditación no es un escape de la realidad. 


miércoles, 14 de enero de 2015 1 comentarios

Nuestra experiencia





Quizás podría decirse que algo así como "El Arte" no existe, y con esto no quiero negar la existencia de Wicca como una religión iniciatica, sino más bien negar la homogeneidad de esta, no hay un practicante que se parezca cien por ciento a otro en cuanto a su sistema de creencias y practicas, incluso (aunque en menor grado) las diferencias salen a la luz en un mismo grupo de trabajo, y es que podría decirse que como muchos lo sospechamos hay tantas formas de practicar el arte como practicantes existen, y esto sucede gracias al hecho de que Wicca no se aprende en los libros, al final estos pueden ser una ventana de inspiración al conocer lo que piensan otros practicantes que se atreven a dar a conocer sus experiencias, pero es justamente eso, son "sus" experiencias, no las nuestras, y Wicca es un camino que se basa en la experiencia personal, y es que la última prueba de la verdad es la experiencia y es a través de esta que logramos expresarnos a nosotros mismos de una manera que consideramos correcta. 

Hablar sobre el Arte como si fuera "uno" es una tarea muy complicada, al final y con el tiempo nos podemos dar cuenta de que siempre hay un tipo de patrón en cuanto a nuestras explicaciones y la forma de acercarnos y abordar ciertas temáticas relacionadas, es por ello que quizás resulte más asertivo hallar en los libros, artículos y blogs nada más que una muestra de lo que ha sido la experiencia de una persona dentro del Arte, y no como muchos creen un libro de reglas que hay que seguir al pie de la letra, porque realmente carecemos de ello, lo que no nos impide en ningún momento a través de nuestras practicas y la filosofía explorar los mundos internos y externos con el fin de fomentar el crecimiento y el desarrollo de las habilidades personales. 

Y pese a que la experiencia, nuestra experiencia es tan importante, es necesario ser conscientes del hecho de que somos seres limitados, nuestra mente aún tiene ciertos limites, limites que con el tiempo vamos traspasando al comprender la creatividad de la divinidad, y el hecho de que el mundo físico, aquel ante el cual somos más sensibles es solo una manifestación de esa divinidad, el mundo de la manifestación es por ejemplo un limite que rompemos al entender el mundo espiritual, los mundos internos, etc... aunque en realidad estos limites en ocasiones son bastante difusos, un acontecimiento como el mar y sus movimientos con la marea puede ser la manifestación de una fuerza espiritual, o quizás, solo sea un simbolo de esta, y ahí recaer nuestro trabajo experiencial. 

Los Dioses nos necesitan tanto como nosotros a ellos, hay una relación de doble vía en el momento en que comenzamos a interpretarla desde el marco de la experiencia, en el Arte cada hombre es un Dios y cada mujer es una Diosa, ese trabajo de interpretación nos permite traer al mundo de la manifestación la realidad de los Dioses, una realidad que había permanecido oculta, y ese es parte de nuestro trabajo, develar ese tipo de realidades, y al tratar de hacer algo como ello incorporamos la experiencia del encuentro en nuestro propio contexto y marco social y psíquico y logramos hacerlo a través de herramientas como las metáforas, las historias, los mitos, herramientas poderosas para acceder a esa realidad, pero además este es un trabajo constante, porque no solo las Deidades han "evolucionado" dentro de las concepciones humanas, Ellas también pueden, y en realidad creo que lo hacen, influir para cambiar nuestra comprensión, debido a que lo Divino esta aún mucho más allá de lo que podríamos llegar a concebir, así que cada experiencia dentro del Arte, de "nuestro arte" nos puede llevar hacia formas que no podemos prever, permitiéndonos entonces usar nuestro crecimiento, nuestros talentos y nuestra sabiduría al máximo. 



martes, 13 de enero de 2015 2 comentarios

La Diosa también tiene hijos



"Todos provenimos de la Diosa (...)"

Este es el fragmento de una canción neo-pagana que creo muchos conocen, y es justamente este fragmento el que me viene a la cabeza no solo dentro de un circulo mientras se adora el espíritu de la Diosa a través del canto y el baile, sino cuando escucho las dificultades que se les presentan a algunos hombres al acercarse a caminos espirituales centrados en la Diosa, como Wicca, y es que sucede, la irónica idea de que Wicca es un camino exclusivo para mujeres aún persiste, frente a esto creo que es necesario aclarar que si bien es cierto que hay algunas tradiciones que se aseguran de que esto sea así , a través de su reverencia exclusiva a la Diosa y dejando por fuera de sus misterios a los hombres con el fin quizás de explorar solamente los misterios femeninos y de la sangre, la gran mayoría de las tradiciones mantiene uno de los mayores principios de la filosofía del Oficio, se trata del principio de Polaridad.

La polaridad no debería significar para un practicante del Arte un concepto intelectual estático mediante el cual se representa dos polos que son opuestos entre si, el concepto de polaridad es entendido como aquel postulado que permite la comprensión de que existen dos puntas, dos extremos, en donde uno no puede llegar a operar sin el otro, entender que el Dios es un presupuesto de la Diosa y viceversa, ambas figuras son muy importantes dentro de la brujería, entender que solo a través de uno se conocen los misterios del otro, que solo a través de la conciencia de que existe el negro podemos entender que existe el blanco y viceversa, y aún más, entender lo que hay en medio, los "tonos grises", a donde con más frecuencia nos acercaremos para evitar tocar los extremos y desequilibrar.

El asunto con negar que la Diosa también tiene hijos que desean y realmente pueden acceder a sus misterios puede tener su origen en la necesidad de posicionarla en un lugar importante en la espiritualidad, restaurándola, ya que hemos estado durante mucho tiempo bajo el sesgo de las religiones que mantienen una espiritualidad netamente hetero-patriarcal, sin embargo Wicca es realmente una cuestión de equilibrio, y para entender esto una buena táctica es tomar prestada una figura oriental, me refiero al Yin y el Yang, esta figura nos da la sensación de movimiento, porque el equilibrio realmente no dura mucho tiempo, los polos tiran uno de otro, y el Yin-Yang nos permite entender que no se trata de una cuestión de absolutos, de equilibrios absolutos, se trata más bien de aceptación, aceptar que hay una parte "masculina" y una "femenina" dentro de cada uno, hay entonces una parte de una cualidad que es opuesta dentro de nosotros, y es ese reconocimiento el que nos acercara más al punto medio. 

Los hombres que sentimos el llamado de la Diosa reconocemos el otro extremo, el otro polo y trabajamos para sanar nuestra relación con el, trabajamos también para encontrar nuestro papel en la tradición, labrando nuestro propio camino y quizás en ocasiones inspirándonos por los hombres que nos han precedido, con el tiempo y el contacto con más personas es más fácil que la idea de un hombre seguidor de la Diosa se haga menos remota, actualmente hay muchos Sacerdotes y Sumos Sacerdotes que han sentido el llamado y llevan un largo camino ya. 

El desarrollo del Dios es generalmente visto a través de las facetas de niño, joven, amante, rey, y momentos cruciales como su muerte y su paso a ser un Dios del sub-mundo, solo para que renazca de nuevo como un niño a través de la Diosa, que es una figura más presente, más eterna que se mueve a través de ciclos re-generativos de juventud, maternidad, vejez, y es a través de esta constante interacción dinámica que crearon todo, y mantienen la vida en un constante "equilibrio". 

Wicca a través de su principio de polaridad, de equilibrio, permite no solo a las mujeres crecer bajo el misterio de las dos realidades en una, sino que también le da la oportunidad a un hombre, de reconocerse a si mismo no solo como un hijo del Dios, sino además como un hijo de la Diosa, y a través de esto, comprender su real papel como hombre en la sociedad, aportando luz a este mundo. 


Seguidores

 
;