Siguenos por E-mail

sábado, 20 de junio de 2015

La depresión en un enfoque pagano



La depresión es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un trastorno mental que suele ser frecuente y que se presenta en todo el mundo afectando a más de 350 millones de personas, siendo la depresión la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de manera determinante a la tasa de morbilidad mundial. Cuando la depresión se convierte en un trastorno de larga duración cuya intensidad va de media a grave se convierte en un serio problema ya que puede afectar las actividades cotidianas y causar graves sufrimientos, siendo el peor escenario el del suicidio siendo este la causa de 1 millón de muertes al año. La depresión suele clasificarse dentro de tres tipos dependiendo de los síntomas (su intensidad y su numero), esto es como una depresión leve, moderada o grave, y se debe establecer además si el episodio depresivo se presenta en una persona con antecedentes de episodios maníacos. 

El trastorno suele ser el resultado de una serie de factores y circunstancia exógenas como factores sociales y psicológicos y algunos factores endógenos tales como los biológicos y bioquímicos, le depresión pese a ser un trastorno mental se relaciona con la salud física de la persona, así por ejemplo la persona que sufre de depresión puede sufrir de problemas cardiovasculares, y así mismo la persona con dificultades cardiovasculares puede llegar a sufrir con más facilidad de depresión. 

Al igual que todas las personas, los paganos pueden llegar a padecer este trastorno, y al igual que sucede con los demás, las opciones terapéuticas como el apoyo psicosocial puede ser muy útil para tratarla, sin embargo el contexto tanto ideológico como cultural que provienen de nuestras creencias y prácticas logran que podamos dar un giro de 180° respecto al entendimiento del trastorno y sobre como puede tratarse, esto debido posiblemente al enfoque holístico que tenemos de la realidad, por lo cual nuestra espiritualidad puede aprovecharse como parte del trabajo curativo, asimilando el trastorno con un viaje subterráneo, un viaje al centro de la tierra en donde la persona que lo padece debe hacer enfrentamientos, enfrentamientos con la verdad, por difícil que esta sea.  

Como se dijo antes la depresión puede provenir de situaciones endógenas, tales como un desequilibrio de índole bioquímico, es por ello que en muchas ocasiones se recurre al tratamiento por medio de medicamentos, sin embargo nosotros podemos encontrar en las hierbas y en su aplicación fitoterapeutica una alternativa efectiva a estos, ya que muchas tienen propiedades especiales para mejorar y subir los estados anímicos y si bien es evidente que para acceder a un correcto uso de ellas será necesario acudir a un profesional, no estará mal dejar algunas recomendaciones que se pueden tener en cuenta al momento de tratar una depresión leve, y en los casos de la depresión moderada o grave este tipo de hierbas ayudaran a que de una manera paulatina se reemplacen los fármacos antidepresivos que suelen tener repercusiones y efectos secundarios relacionados con los problemas gástricos, la hipertensión arterial, el aumento de peso, etc ... 


  • Hipérico: Esta planta tiene propiedades tranquilizantes y antidepresivas, y suele usarse también en casos de ansiedad, miedos nocturnos, y claro, depresión, es recomendable usarse en los casos leves porque no debe usarse combinado con los medicamentos antidepresivos comerciales, no debe consumirse tampoco si la persona se encuentra en embarazo o si consume o lleva tratamiento con plantas que contengan Tiramina.

    El Hipérico suele usarse en forma de infusión, de 5 a 7 gramos por taza de agua, consumiéndose tres veces al día, si se realiza una Tintura con el Hipérico se deben utilizar diez gotas de esta también tres veces al día, siendo una planta con un efecto a largo plazo se suelen ver resultados desde la segunda o tercera semana de tratamiento.
  • Pasiflora: Es utilizada con efectividad para tratar la ansiedad, el estrés y trastornos como el de la depresión por sus efectos calmantes, tres cucharadas de la planta en un litro de agua para realizar una infusión que deberá beberse tres veces al día suele ser muy útil, si por el contrario se desea preparar una tintura se consumirá una dosis de 25 gotas al día.
  • Ginseng: Es considerado un adaptógeno anti estrés que tiene un efecto de tónico en el sistema nervioso, debe utilizarse con precaución porque puede generar taquicardia o insomnio así que si se observan estos síntomas se deberá parar de inmediato su consumo y no debe utilizarse tampoco por largos periodos de tiempo ya que puede causar en casos extremos hipertensión arterial o rebotes de nerviosismo.

    Para usarlo se deberá realizar una decocción de 1 gramo de la raíz por taza de agua, y consumirse en la mañana. 
Para la mayoría de paganos los elementos juegan un papel fundamental, conocerlos y entenderlos hacen parte de los pilares fundamentales de muchos caminos espirituales centrados en la tierra, los elementos a los que se hace referencia no son propiamente aquellos de la tabla periódica, sino a los atributos básicos de las fuerzas naturales, es decir, la tierra, el aire, el fuego y el agua, estos tienen una diversidad de dimensiones desde la cual enfocarlos y pueden ser muy útiles tanto en el trabajo personal con la depresión como en el campo terapéutico. 

Tierra

La tierra suele asociarse con los minerales, las rocas y piedras, la arena, las montañas, el verde suelo donde subsiste parte de la vida, pero además representa nuestro cuerpo físico, durante la depresión es muy usual que la persona sienta que no tiene la necesidad de cuidarse, de cuidar su apariencia física o su salud, además de ello los ritmos de sueño pueden verse muy alterados, por lo cual nuestro cuerpo suele sufrir bastante, todas estas situaciones pueden llevar a la persona a un estado de inactividad, de cansancio que le impedirá actuar de manera oportuna pudiendo llevarla a los extremos de este trastorno. 

La tierra mantiene un ciclo constante, siempre esta en movimiento, y ese es un aspecto que debemos trabajar aquí, ¿qué tan bien estoy comiendo?, ¿tengo una dieta saludable?, ¿salgo o estoy en casa todo el día?, ¿estoy realizando algún tipo de actividad física?, cuidarnos a nosotros mismos significa honrar a los dioses, amarnos a nosotros mismos es un acto de devoción a la divinidad en si misma. 

Meditación de la tierra:

Dirígete al norte, esta es la dirección del elemento tierra, el norte se considera la dirección más misteriosa de todas ya que el Sol nunca llega al hemisferio norte, el Dios como toro sagrado, uno de los Totems del norte nos trae fuerza, realiza un ejercicio de centrado y asentado, respira profundamente y siente tus huesos, la forma en que cada uno de ellos se une con los otros hasta formar tu esqueleto, un esqueleto que es solido, tienes un cuerpo que es solido y fuerte, siente tu carne y tu piel a través del sentido del tacto, siente como tu piel interactua con tu entorno, se más y más consciente de tu cuerpo, siente la gravedad y tu peso que te atraen hacia la tierra, hacia el cuerpo viviente de la Diosa. 

Imagínate estando en un prado, sobre el césped verde, con arboles alrededor, con flores y arbustos, cristales y animales corriendo a tu alrededor, fundete con ellos, fundete con todo lo que proviene de la tierra hasta fundirte con la Diosa, permanece y luego regresa poco a poco, vuelve al polvo, al abono, al barro y di: "¡Salve Belili, Madre de las montañas!" 

Aire

El aire se asocia con el viento, las brisas de verano y las grandes tempestades y huracanes, es el oxigeno que respiramos, y además se suele asimilar con el intelecto, los pensamientos, el dialogo, sobre todo el dialogo que podemos llevar a cabo con nosotros mismos para identificar qué nos llevo a la depresión o cuál fue el momento de inicio de la misma, prestar atención a nuestros pensamientos, a todos aquellos que recorren nuestra mente en un día también puede ayudarnos a establecer una tendencia, es decir, si tendemos a pensamientos negativos que pueden llevarnos en un momento determinado a estados de tristeza, desesperanza y claro, depresión. Escribe, plasma en papel tus pensamientos durante el día, abraza los pensamientos positivos, no solo en las buenas épocas, sino y mucho más en las malas, en esas en que no te sientes tan confiado con la vida puede ser un gran alivio leer cuando si te sentías así, puede ser una luz para regresar a ese camino. Ser consciente de nuestros pensamientos y concentrarnos no solo en pensamientos más positivos sino en actividades como el canto, la música o la practica con algún instrumento puede ser muy revitalizante y puede alejar aquellos pensamientos dañinos. 

Meditación del aire:

Sitúate hacia el este, esta es la dirección del aire, del amanecer, del Águila y las aves que vuelan alto, céntrate y mantente anclado, respira profundamente, se consciente de como el aire entra a tu cuerpo y como poco a poco sale de el, el universo entra a ti, es el aliento de la Diosa, tu respiración se funde con el cielo, las nubes, los vientos, las brisas, permanece, y di: "Salve, Arida, ¡Brillante Dama del Aire!"

Fuego

El calor y la luz que calidamente surge del sol, la luz de nuestros hogares, la voluntad, la voluntad suele perderse en los periodos de tiempo en los cuales se sufre de depresión, el coraje a veces se ve como algo difícil de obtener cuando se esta en un estado depresivo, mantener una practica diaria puede resultar ser muy benéfica, la acción manifestada del fuego rompe los patrones que han llevado a la persona a la depresión, la luz del fuego nos puede ayudar a ver todo el panorama completo. 

Meditación del fuego:

Sitúate hacia el sur, este es el punto cardinal del fuego, busca centrarte y aquietarte, siente como late tu corazón, cada latido es un impulso eléctrico dentro de cada nervio, siente como tu cuerpo se llena de energía, tus células transforman los alimentos en energía, la energía como la de la llama de una vela, una hoguera, el relámpago, la luz de las estrellas, la luz del Sol, siéntete luminoso, lleno de energía y calor y di: "Salve, Tana, Diosa del Fuego".

Agua

La ducha que nos damos diariamente, la lluvia, la tormenta, el río, el lago y el mar, el hielo de los polos, el agua es uno de los elementos más importantes quizás, se asocia a nuestros sentimientos, a nuestros estados anímicos, ¿realmente nos damos el tiempo para enfrentar nuestras experiencias dolorosas o solo esperamos a que surjan como un géiser?, ¿realmente que pasa dentro de mi que no quiero aceptar?, ¿expresas tus emociones adecuadamente? 

A veces ese ultimo punto mencionado suele ser aterrador, ¿expresar nuestras emociones?, conseguir el valor para hacerlo puede ser una tarea más que difícil, sin embargo en el momento en que entendemos que en el instante en que nuestros sentimientos se ven desbocados hacia los demás, hacia el sentido de ayuda de los demás, hay un apoyo en doble vía, las personas que me rodean me apoyan y yo los apoyo, el sentimiento de ayudar es la mayor motivación. 

Meditación del agua: 


Dirígete hacia el oeste, el punto cardinal del elemento agua, céntrate y aquietate, el agua es el poder de atreverse, imagina tus venas, son tus ríos, los ríos de sangre que recorren todo tu cuerpo, eres una gota primordial del océano primordial que es el útero de la gran Madre, encuentra los serenos estanques de tranquilidad en tu interior, los ríos de sentimiento, las mareas de poder. Sumérgete profundamente en el manantial de la mente interior, debajo de la conciencia. Di: “¡Salve, Tiamat, Serpiente del Abismo Acuoso!”.

Espíritu/Centro 

La practica espiritual puede ser de gran ayuda para que la persona que sufre este trastorno se ancle, llamando las realidades del otro mundo pidiendo su ayuda en estos momentos, cuando se esta realmente dispuesto las señales llegan de una manera u otra, solo hay que estar atento, además la practica de rituales curativos y de destierro de las energías y sentimientos negativos pueden ser muy útiles, cuando se esta deprimido puede ser difícil llegar a los Dioses, pero una practica constante nos dará la seguridad de que ellos están ahí, siempre, incluso en estos momentos. 

Meditación del espíritu/centro:

Ánclate y céntrate, piensa en la divinidad, concéntrate en lo que crees, puedes susurrar suavemente una y otra vez: “Ella cambia cada cosa que toca y cada cosa que Ella toca, cambia”. Eres una persona en constante cambio, siente los constantes procesos de cambio dentro de ti mismo, en tu cuerpo, tus ideas y emociones, tu trabajo y relaciones. Dentro de cada piedra inmóvil, los átomos están en constante fluir. Siente los cambios en todo lo que te rodea, los cambios que has hecho y los que quedan por hacer. Incluso el acabar la meditación es parte del proceso de cambio que es la vida. Di: “¡Salve, Kore, cuyo nombre no puede pronunciarse, la cámbialo todo!”


0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

 
;