Siguenos por E-mail

sábado, 16 de noviembre de 2013 0 comentarios

Sobre las practicas personales



Acerca de las practicas, una mirada personal (solo eso puedo dar). 


Hace mucho comprendí que mi Oficio ha sido muy permeado por las tradiciones esotéricas occidentales en las cuales me he involucrado, así también como por aquellos sistemas de desenvolvimiento espiritual que han despertado mi interés, curiosamente en una ocasión alguien me pregunto (casi acusándome) el motivo de ello, me decía ¿acaso no te basta con la Wicca, no es lo suficientemente buena? 

Ante la pregunta de aquella persona tuve que pensar un momento, finalmente le conteste que no era ese el motivo, ""tiene que ver más con migo que con el Arte, este en ultima instancia no me lo prohíbe" le dije, pero tanto esta situación como la interacción con la comunidad pagana de mi localidad hizo que comenzara a darle más vueltas al asunto, creo que en buena parte estoy deacuerdo con la afirmación de que hay tantas formas de practicar la brujería como brujos hay en el mundo, pero, ¿qué es lo que me ha llevado a practicar de la forma en que lo hago actualmente? y ¿realmente esto no me trae problemas con el Arte?

Lo realmente interesante de Wicca es que no se nos dice en que debemos creer, siempre hay una parte en nosotros que desconfía y eso nos lleva a querer comprobar las cosas, el hecho de haber escogido una espiritualidad más natural que da una sensación de autenticidad también nos lleva a querer "ensuciarnos las manos" para experimentar, no basta con un "es así" o "así es como lo hacemos", no basta con que alguien nos diga que una enseñanza es verdadera, realmente no hay una enseñanza verdadera porque todo termina girando en el asunto de la forma como la persona individualmente vea y comprenda las cosas. Sin embargo esto no quiere decir que Wicca no tenga ciertas piedras angulares, claro que las tiene, estas se refieren a la forma en que se práctica, la forma en que se trabaja en el circulo versando simplemente en una base, en el Arte nunca se cohíbe o desalienta (o al menos creo firmemente que no se debería hacer) al practicante respecto a sus creencias o interpretaciones ya que estas no están definidas por una gran linea que marque y clasifique lo que es correcto y lo que no, sería algo imposible, cada practicante es un mundo diferente, los Dioses quieren algo en particular de el y es justamente por eso que Wicca es tan agradable para mi, el trabajo que llevo a cabo con la Qabalah o el Budismo no interfieren en mi sistema de creencias primario aunque trato de mantener cada cosa en su lugar.

Sin embargo y a modo aclaratorio lo que creo esta mucho más relacionado con una ortopraxis1 que en ningún momento debe confundirse con la ideología en la cual "puedes hacer todo lo que quieras porque todo vale", no es así, el tema esta más referido a que cada persona debe entender que requieren los antiguos, los Dioses de ella y frente a esto no hay una única respuesta ya que cada una es tan valida como la otra, la experiencia y gnosis personal es muy valiosa, pero es importante también reflexionar sobre el hecho de no confundir nuestra práctica con aquello que el Arte es y sin embargo es interesante tener en cuenta que la antorcha del conocimiento se nutre cuando se pasa de una mano a otra, de iniciador a iniciado, este que es como el Cuervo que se retira a su árbol, el antiguo árbol de la tradición que es nutrido con piezas de toda clase que simplemente lo alimentan, la tradición tiene una conexión, un vinculo, pero podemos añadir crecimiento proveniente de nuestro camino. 

 “La tradición no es la de preservar las cenizas, sino pasar la llama
Gustav Mahler


1. Griego. Practica correcta, acción correcta. 







viernes, 15 de noviembre de 2013 0 comentarios

El nombre del oficio, algunas precisiones



En el momento en que se considera que la persona interesada en el Arte esta preparada tanto mental como emocional y espiritualmente para adentrarse y comenzar a conocer los misterios de Wicca se realiza el rito iniciatorio correspondiente al primer grado (y a la tradición respectiva) que le da la entrada al Coven y a la tradición de la Wicca (e inclusive cuando la persona se dedica en un proceso devocional que fortalece el lazo personal con la deidad), este proceso iniciatorio es comúnmente relacionado con un proceso de muerte y el renacimiento donde el adepto forma parte de la sangre bruja y es, en términos generales acompañado de la entrega de un nuevo nombre, una nueva "identidad" que enfatiza el significado profundo de la iniciación, este nombre es exclusivo para el trabajo que se llevará a cabo tanto en las ceremonias como en el trabajo dentro del circulo mágico(k), este nuevo nombre se conoce generalmente como nombre de "bruja" o de oficio (en la actualidad y gracias a la red se ha popularizado el uso del termino "nombre mágico"), un nombre que en términos generales se mantiene dentro del ámbito de lo privado por cuestiones como que es aquel nombre por el cual te conocen los Dioses de Wicca, los antiguos, los espíritus de la brujería y tus compañeros de trabajo mágico y hermanos de tradición. 

La idea del uso de esta herramienta dentro del oficio se puede rastrear hasta la época de los juicios de las brujas en la edad media1 donde era un tema común en los registros de las confesiones, y a pesar de que muchos historiadores continúan debatiendo sobre esas actas (su exactitud y veracidad) es bueno entender que los primeros practicantes del Craft probablemente estuvieron de manera cercana familiarizados con ellos y este factor los pudo haber influenciado de cierta manera, aunque solo fuera como una fuente de inspiración, este además es también un elemento persistente dentro de las tradiciones mágico ceremoniales en donde el nombre representa aquellas aspiraciones del adepto que lo toma, algunos ejemplos de ello son la Golden Dawn (Orden Hermética de la Aurora Dorada), la Ordo Templis Orientis (O.T.O), The Fellowship of Crotona, entre otras. 

El nombre del oficio constituye un punto fundamental en la practica del arte ya que es una representación de la personalidad mágica del practicante, por ello debe ser tomado como un tema delicado y la persona ha de ser muy cuidadosa al elegirlo, como se ha dicho antes representa tus aspiraciones, es un reflejo de tu ser, la actividad de escoger un nombre de oficio indiscriminadamente haciendo uso de un diccionario de dioses, diosas o espíritus puede traer como consecuencia que ese espíritu o deidad se sienta invitado a re-direccionar tu vida por una vía especifica a la que probablemente no quieras dirigirte.

Bajo este apartado es curioso e importante resaltar que Gerald B. Gardner en su novela "High Magic's Aid"2 no sigue el logaritmo anteriormente descrito, ya que por ejemplo "Jan" el protagonista/héroe de la novela solo obtiene su "nombre mágico" al llegar al segundo grado iniciatorio (en lugar del primero), es también interesante mencionar que el nombre que recibe Jan es "Janicot" una referencia que paso posteriormente a ser una denominación del "Dios de las brujas"3, en referencia a esto podemos encontrar que el escritor e historiador francés Jules Michelet en su obra "La bruja" (Le Sorciére)4 hace referencia a que el nombre de "Janicot" es una referencia a "Jesús" o "Juancito" (Juanito) como un nombre que el Diablo le da a Él5.

Margaret Murray6 al hacer referencia al "Descubrimiento de la brujería" de Reginald Scot78 nos da una prueba de aquellos grados iniciaticos mencionando a brujas que fueron sometidas a tres ceremonias de iniciación en donde la primera de ellas es en la cual la bruja "aceptó la invitación del diablo para incorporarse a la sociedad".

1. Algunas muestras de estos juicios pueden ser los encontrados en libros como "Las brujas de Auldearne" de Lynn Linton e "Historias de Sinclair" del mismo autor del año 1861. En un ejemplo de escocia en 1644 se encuentra el testimonio de una mujer de Lauder que confesaba ser una bruja iniciada: "Había estado Flyed (Un término escoces antiguo que significa "manchado" o "sucia") como una bruja, ella dijo, y como una bruja iba a morir. Y una vez el diablo, cuando era una joven muchacha, la besó, y le dio un nuevo nombre". También podemos encontrar un hilo conductor que versa sobre el tema en la historia de Isobell Gowdie quién fue invitada en la noche por el diablo para reunirse en la iglesia de Auldearne con él, ella acepto y en consecuencia "Él la bautizó con el nombre de Janet y ella acepto sus servicios".
2. Gerald B. Garnder. High Magic's Aid (Ayuda de Alta Magia) .1949. Godolphin House.
3. "Because their God, whom they call Janicot, is the god of all crops and cattle, and the god of fertility, demanding that all perform this act of worship before him. Women oft use a broomstick because it is the handiest, thought any pole will serve, even an axe-handle or stick at a pinch" High Magic's Aid.
4. Le Sorciére (La bruja). Jules Michelet. 
5. "He ido a defender vuestra causa ante Janicot (Juanito, nombre que el diablo da a Jesús). He ganado el asunto. Y las que todavía están presas no serán quemadas." Le Sorciére (La bruja). Jules Michelet.
6. Margaret Murray. El Dios de los brujos.
7. Reginald Scot. Discoverie of Witchcraft (El Descubrimiento de la brujería). Libro III Capitulo XIII. 1584.
"La primera, cuando aceptan la invitación del demonio para ingresar a la sociedad "consiente en privado y no acuden a la asamblea de las hadas. El orden de su empleo o profesión es doble: uno solemne y público, el otro secreto y privado".

Seguidores

 
;